sábado, 20 de febrero de 2010

LOS BENEFICIOS DE CONGREGARNOS

LOS BENEFICIOS DE CONGREGARNOS

23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. 24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. Hebreos 10.23-25

Preguntas:
• ¿Qué sucede con un creyente que no se congrega continuamente?
• ¿Cuáles son algunos de los beneficios de congregarse en una iglesia?
• ¿Por qué es la voluntad de Dios que nos congreguemos

Objetivos:
• Que el miembro y visitante de la casa de paz conozca la importancia de congregarse en la iglesia.
• Que al finalizar la enseñanza adquieran el compromiso de asistir regularmente a los servicios que la iglesia ofrece.


Introducción: Algunas personas alegan que no hay necesidad de congregarse en una iglesia para creer en Jesús y ser salvo y eso es verdad en cierta forma, porque para ser educado no es necesario ir a una escuela la gente lo puede hacer en su casa; pero se pierden de los beneficios que se obtienen al asistir a un colegio donde pueden socializar con personas de su propia edad y ser instruidos. Así mismo un creyente que no se congrega se pierde de tener una familia en el Señor y del crecimiento y la instrucción que se recibe al congregarse.

1. CUANDO NOS CONGREGAMOS CRECEMOS COMO CRISTIANOS (Hebr. 5.12)

• En el pasaje que leímos vemos como los hebreos reciben una amonestación por la inmadurez que tenían pues no estaban creciendo de manera integral en la iglesia y había necesidad de enseñarles desde el principio.

• El deseo del corazón de Dios es que no nos quedemos como estamos sino que cada día podamos mejorar. En la mente de Dios está nuestra paz y el darnos lo que nuestro corazón anhela. (Jeremías 29.11)

• Al congregarnos en la iglesia aprendemos a como prosperar en todas las áreas de nuestra vida tanto en lo espiritual como en lo familiar, social y financiero (3ª. Juan 1.2)

2. EN LA CONGREGACION APRENDEMOS A RECONOCER LO QUE ES BUENO Y LO QUE ES MALO (Hebreos 5.14)

• Tener discernimiento del bien y el mal significa que al ser instruidos en la iglesia nuestro conocimiento de la palabra y la instrucción se aumentará por lo cual tendremos mejor habilidad de vencer las tentaciones y nos mantendremos alejados del mal.

• Una persona que no se congrega corre el peligro de ser engañada por doctrinas erróneas y puede caer en confusión (Efesios 4.14).

• El congregarnos nos ayuda a permanecer firmes en nuestra fe y nos da convicción acerca de lo que hemos creído (1ª. Tesalonicenses 2.15)

3. RECIBIMOS EL APOYO DE LOS DEMÁS MIEMBROS DE LA IGLESIA (Hechos 2.44-45)
• Otra de las ventajas que encontramos cuando nos congregamos es que si existe una necesidad en alguno de los miembros son más los que pueden ayudar. Aunque la iglesia no fue diseñada para ser una institución benéfica desde que esta comenzó se desarrolló el sentido de unidad y se ayudaban unos a otros.

• Se comparte con las demás personas ya que se tienen muchas cosas en común siendo de estas la más importante la fe en Jesucristo, además de compartir con las personas en las casas y también en el templo. (Hechos 2.46-47)

• La palabra “Cristiano” significa seguidor de Cristo y es en la Iglesia donde nos convertimos en verdaderos Cristianos ya que nuestro estilo de vida es cada día mas parecido al de Jesús (Hechos 11.26)

4. ¿QUE OTROS BENEFICIOS ENCONTRAMOS AL CONGREGARNOS?
• Nos ayuda a mantenernos bien delante de Dios ya que su palabra nos ayuda a reconciliarnos con él cuando hemos fallado (Levítico 10.17)

• Nos ayuda a parecernos más a él porque su Palabra nos santifica, nos ayuda a ser mejores cada día. El ambiente en el que nos desarrollamos determina en gran parte nuestro comportamiento por lo que necesitamos invertir el tiempo necesario en un ambiente donde Dios se mueve. (Éxodo 25.8)

• En la iglesia somos afirmados en nuestra fe ya que al unirnos con personas que tienen nuestras mismas convicciones somos afirmados junto con la congregación y ayuda a que nuestros familiares y amigos también cambien su estilo de vida. (Hechos 16.5)

Conclusión: Dios envió a Jesús a la tierra a salvar al hombre y a establecer su iglesia para que cada persona pudiera formar parte de su gran familia y en unidad impactar al mundo entero. Para comenzar a ser parte de esta familia solamente tienes que comenzar aceptando a Jesús como Señor y salvador. Si ya lo has hecho y aun no te congregas te invitamos a unirte a la gran familia de Dios, haz un compromiso con Dios de congregarte para que recibas todas las bendiciones que hacerlo nos trae.

ORACIÓN DEL PECADOR
Señor Jesús reconozco que he pecado y que tú moriste por mí, hoy me arrepiento y te pido perdón. Te entrego mi vida y mi corazón para que seas mi Señor y mi Salvador, amén.

Aplicación práctica:
• Como líder motive a los miembros y visitantes de su CDP a dar el importante paso de congregarse regularmente.
• Pregunte la razón por la que no asisten y pónganse de acuerdo para facilitarles su visita a la iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenidos